Un alto en el camino

    6 0

    Hubo un alto forzado en el camino, una operación. Previamente cada latido era un latido de dolor. Una piedra en el riñón, y una ureteroscopia, y qué sólo se siente uno con el dolor, y suerte que estaba Cris.

    Estas son las reflexiones del alto en el camino:

    Un viaje debería  servir para encontrar el camino de vuelta. STOP

    Este viaje es mi plan y lo necesito para volver pero no va como debía ir, va como debe ir, va como va. STOP

    Este viaje no es un pasatiempo, no es un mira qué bien me lo estoy pasando, no es una sopa de letras con lugares de Latinoamérica. No quiero explicar lo que cualquiera puede ver por sí mismo, vengo a explicar lo que yo veo, y eso es tan fácil que es lo más difícil.  STOP

    Esto no es un maldito juego  ¡Y me gustaría ser frívolo! Pero resulta que llevo un catéter doble J y cuando meo me duele el riñón. STOP

    Ahora contaré toda la verdad más allá de la publicidad y de la imagen, más allá del ego autocomplaciente. Más allá del silencio de estos días:

    MÉXICO DF fue como un parto. Entrar y salir, cirugía y anestesia, por ejemplo, y por qué no, sólo explicar, y con ello decirlo todo, que el DF es pesado porque cada una de sus letras pesan como una piedra en el riñón, M-É-X-I-C-O-D-F y que ahora estamos  en Guatemala pero que volveremos a MÉXICO DF para que sea de nuevo el tercer inicio del viaje porque no hay dos sin tres y un viaje de vuelta a casa debe tener todos los inicios necesarios y se nos quedó mucho pendiente como aquella velada de lucha libre a la que debíamos ir. STOP

    Todos los viajeros pueden encontrar una piedra en el camino, yo, además, me la encuentro clavada en el riñón izquierdo. Y no me quejo de eso… Me podría quejar mejor de que sigo igual de perdido o igual de esperanzado que cuando iniciamos el viaje. STOP

    Repito. Desde Guatemala volveremos a México DF. STOP

    Aquí en Guatemala han venido las mamas a vernos. No han venido a vernos por lo de la piedra de mi riñón, que si lo hubieran sabido habrían venido igual, pero no lo sabían, como el resto, de los dolores de mi piedra no se enteraron más que unos pocos. No quise montar circo. STOP

    Además de la piedra, en el de efe mantuve una charla. Además de la piedra, en el de efe he tomado una decisión. Además de la piedra, además del mal de ojo que parece nos ha caído encima. Porque un viaje puede servir para encontrar el camino de vuelta aunque el camino de vuelta signifique dejar atrás todo lo hecho anteriormente. STOP

     en hospi

     

    NOTA: Gracias a IATI Seguros la operación fue un éxito. La burocracia fue lenta, pero se aprobó el presupuesto de la intervención. Ahora sólo queda un pequeño paso para retirar el catéter provisional que aún llevo. Sólo agradecer muy sinceramente a todos los profesionales del hospital  y al equipo de urólogos,  con el Doctor Jorge C. López Vallejo Castro a la cabeza, que me atendieron durante los cinco días que estuve ingresado.

     

    ARTÍCULOS SIMILARES

    0 0

    0 0

    6 COMENTARIOS

    1. Nos parecemos en callar los tropiezos, las caídas y las bofetadas, por eso de no preocuparle a nadie (menos mal que mi madre no lee estas cosas) Y resurgir con una gran sonrisa para contar al mundo que yo puedo con todo, que estoy bien y los malos momentos han quedado en un susto. Para más tarde recordarlo con nostalgia y risa nerviosa. Chicos, desde Barcelona tenéis un apoyo para lo que sea. Adelante!!! Esto es tan solo un simple STOP. Todavía me acuerdo de vuestra despedida en el Raval. Estaba mi padre y ese fin de semana el Barça metió 3 goles al Eibar 😉 #ortzadarra

      • Jajajaja… Sí! Nos acordamos de aquella despedida en el Raval. Despedidas como esa son las que nos dan fuerzas para seguir. Sabemos del apoyo desde Barcelona, sabemos que tenemos grandes amigos allí. Muchas gracias por los ánimos!!! Besos!

    2. Que bueno verte sonriente al final del procedimiento sosteniendo ese arcoiris y saber que ya ha pasado lo peor del asunto.

      Por azares del destino no pudimos coincidir en el DF, pero ya vendrán más oportunidades estoy seguro.
      Sigan disfrutando de su viaje, y sobre todo , que el re-regreso al DF les sepa mejor.

      Abrazos de V.V.!

    Deja un Comentario