Mejor atardecer de Costa Rica

Dicen que el primer amor se recuerda siempre, sea correspondido o no, eso es lo de menos… Espero que ocurra de igual forma con los atardeceres. Con los atardeceres durante los viajes. Quisiera que este atardecer fuera recordado siempre; ha sido el primero en Latinoamérica, ese concepto que intento llenar de significado a través de un viaje. El mejor atardecer de Costa Rica, de momento.

mejor atardecer en Costa Rica
Ha sido en el malecón de Quepos, en Manuel Antonio. Mientras lo veía he deseado recordarlo. He apretado la mano derecha, que es la del recuerdo, y la he apretado bien fuerte mientras intentaba fijar en la memoria –con el tiempo, los detalles se diluyen en intuiciones, tratándose del más perfecto de los conocimientos- la línea del horizonte y sobre ella todas las nubes coloreándose, primero en tonos azulados y violetas, después ya de color salmón y, al poco, color rojo ascuas, y el mar que las refleja y la gente que pasea y se fotografía con el cielo, y el sonido de las fichas de dómino sobre la mesa de piedra, en la glorieta a nuestras espaldas, la mía y la de Cris y la de nadie más, donde cinco jugadores juegan sin el seis dobles para hacer más difícil la victoria, quizás como queriendo hacer eterna la partida, al igual que yo intento hacer eterno este atardecer. El mejor atardecer en Costa Rica y mientras lo veía he deseado recordarlo.

ARTÍCULOS SIMILARES

0 0

NO HAY COMENTARIOS

Deja un Comentario