Nada que descubrir en Roma, ¿o sí?

20 0

El primer viaje que hacemos después de los cinco meses que han transcurrido desde nuestra vuelta de Latinoamérica es: Roma. Nos vamos el próximo jueves y estaremos cinco días. Simetrías temporales a parte, es un viaje que nos ilusiona hacer. Por eso lo queremos celebrar con unas postales de regalo. La última vez enviamos postales desde el fin del mundo; ahora serán desde Europa, ¿te apetece recibir una postal personalizada desde Roma?

Una postal desde Roma

No es muy fácil gestionar la vuelta después de casi dos años en el camino. Al volver, descubres que aquellas rutinas a las que te habías desacostumbrado durante el viaje ahora te incomodan como un zapato nuevo y sientes que por mucho que lo intentas no acabas de encajar aquí; vas a otra velocidad, un segundo tarde, que es suficiente para que todo te produzca extrañeza. Al poco, comienzas a pensar en irte de viaje otra vez. Y así es como Roma se nos puso a tiro.

El poeta Robert Browning dijo una vez que, en un momento u otro, todo el mundo acaba pasando por Roma. Se refería a que Roma era una de las principales paradas del Grand Tour, el viaje turístico que se habían inventado los jóvenes de la élite social europea con la excusa de conocer la cultura clásica.

En ese contexto de los primeros desplazamientos masivos de turistas, encontramos a Mark Twain, que llegó a Europa en trasatlántico en un viaje de placer organizado. El americano, además de unas cejas profundas, tenía una mirada profunda que no carecía de ironía y humor. Su mente de pionero chocó con la realidad:

“¿Qué hay en Roma que pueda ver que no hayan visto otros antes? ¿Qué puedo tocar que no hayan tocado otros? ¿Qué hay que sentir, aprender, escuchar o saber que vaya a sobrecogerme a mí primero antes de mostrárselo a otros? ¿Qué puedo descubrir? Nada. Nada en absoluto.”

Las mismas preguntas son las que nos hacemos hoy en día. Ya no solo con Roma, sino con todo el mundo, ese mundo que reducimos a un espectáculo del que todos quieren participar: selfie aquí, selfie allá.

¿Un recuerdo de Roma?

¿Un recuerdo de Roma?

¿Sigues queriendo una postal desde Roma?

Pues bien, ¿qué sentido tiene hoy en día viajar si ya no descubrimos nada? Los tiempos de Marco Polo ya no existen. Ya no nos incumbe la faceta de descubrir mundo. Ahora nos toca otra cosa: pasar por donde pasaron antes muchos otros, y a pesar de ello, ser capaces de ver por nosotros mismos. Ahora nos toca descubrir todos los pequeños mundos que explican el mundo. Ese es el espíritu con el que siempre viajamos; así viajaremos a Roma.

Subir de nuevo a un avión, sentir el cosquilleo de mirar por la ventana mientras dejas atrás todo, pisar calles  y sentir el tiempo intenso, el tiempo que nos explica y nos hace de verdad mientras imaginamos mil vidas diferentes y escogemos una al azar para ver qué pasa. De nuevo, el jueves, saldremos de viaje, y le daremos una patada en el culo al irónico Mark Twain, y te lo contaremos.

Te lo contaremos porque como dice Leila Guerriero al explicar qué es una crónica de viajes, años después de los grandes viajes, todavía hay gente que viaja para contar “con la intacta fe de ser primeros.”

Instrucciones para conseguir tu postal desde Roma

Vamos a enviar tres postales desde Roma. Serán postales personalizadas escritas con la intacta fe de ser primeros. Instrucciones:

  • Puedes dejar un comentario aquí más abajo, recomendándonos algo de Roma, deseándonos un buen viaje o lo que te apetezca más.
  • Si lo prefieres, puedes desearnos un buen viaje en Twitter con el hashtag #ahoratocaRoma y mencionando nuestra cuenta para que podamos estar atentos.
  • O, también, dejarnos un comentario en la publicación en nuestra página de Facebook.
  • Entre todos los participantes sortearemos tres postales narrando Roma.
  • Nos pondremos en contacto el jueves con los afortunados para pedirles la dirección a dónde enviar las postales.

¡Ánimate y comparte! Ya sabes, por mucho que queramos narrar el mundo, no somos nada si tú no nos lees.

 

Actualización con premiados

 

 

  • Rosa Domínguez
  • Marisol Aceval de Díaz
  • Miryam Tejada

ARTÍCULOS SIMILARES

3 0

24 0

20 COMENTARIOS

  1. “… pasar por donde pasaron antes muchos otros, y a pesar de ello, ser capaces de ver por nosotros mismos…” Amé esta frase porque siempre pienso en qué hay de diferente en lo que contaré con los que otros han contado ya. Creo que a veces caigo en el error de cuestiorname si vale la pena contar lo que miles ya han contado e ir a donde miles ya han ido. Por eso grabo esta frase en mi libreta y la releeré cada vez que sea necesario 🙂 ¡Buon viaggio a Roma! Ojalá una de esas postales llegue a Francia <3 ¡abrazos!

    • ¡Hola Silvia!¿Cómo te va por Francia?, ¿para cuándo te tenemos por Barcelona? Esa es la actitud, intentar ver por nosotros mismos: Mirar. No miramos, sólo vemos a través de, a través de la cámara, a través de las redes sociales. No hay nada malo en ir a dónde otros fueron. En realidad, no nos queda mundo que descubrir. Pero sí nos queda todo el mundo para mirarlo por nosotros mismos. Sólo así lo haremos interesante para el resto. Ojalá llegue una postal a Francia ¡Abrazos!

    • ¡Muchas gracias por la recomendación! Tomamos nota… Creemos que cinco días se nos quedan muy cortos. Nos gustan mucho las ciudades; en ellas siempre encontramos una oportunidad para la sorpresa. En este sentido, el arte urbano es casi una fijación. Es asombroso ir paseando por la ciudad y, de pronto, encontrarte con una obra de arte que te hace mejor el momento, o que te hace reflexionar, pensar en algún tema. Luego, una vez que ya has descubierto esa obra; puedes ir a verla más veces ¡No se acaba nunca! Abrazo 🙂

  2. HOla:
    Os recomiendo que toquéis toas aquellas piedras que podáis, ellas tienen la sabiduría de los siglos y eso seguro que se transmite.
    A mi me emocionó el mosaico del ábside de Santa Maria Maggiore, cuando lo vi iluminado no pude dejar de llorar de emoción y me sentí como Stendhal al entrar en Florencia.
    Os deseo un muy buen viaje y sobre todo no os olvidéis de un “pannino alla porcheta” y un buen helado en Campo dei Fiori!
    Un abrazo

    • Queridísima Rosa, anotada tu recomendación de ir a Santa Maria Maggiore. Sabiendo de tu mirada sensible por el arte, no puede faltar. Ese “pannino alla porcheta” y los helados van a caer seguro, jejejeje… Nos va a tocar caminar y caminar mucho por Roma si no queremos volver con unos cuantos quilos de más. Las piedras las tocaremos, aunque con tanta historia detrás suyo intimida un poco, ¿no crees? ¡Abrazos! PD: Nos encantan los encuentros casuales 🙂

    • Nosotros no tanto; pero sí es la primera vez que nos quedamos en Roma tantos días. Nos dará tiempo de hacer un poco más. Esas noches de Trastevere seguro que estarán muy bien. Vamos a ver el tiempo… Suerte con la postal! Besos

  3. En mi caso la frase que más recuerdo es Todos los caminos conducen a Roma, mi abuelita la decía mucho cada vez que tenía algún problema, como queriendo decir.. No importa el camino, siempre llegarás.
    Mis mejores deseos en este viaje, disfruten mucho y escribannos muchas letras.
    Yo aún no he cruzado el charco, esa enorme masa de agua Atlántica, pero Roma siempre me genera mucha ilusión.
    Las mejores vibras desde Costa Rica!

    • Sí, esa frase tiene mucho sentido. A veces nos preocupamos en exceso por todo, cuando lo importante, Roma, siempre llega sea de la forma que sea. Costa Rica nos encantó, tenemos grandes recuerdos del país. Dejamos muchos amigos en San José que esperamos reencontrar pronto. Esperamos que, de mientras que no cruzas el charco, puedas viajar un poquito con nosotros. Un abrazo desde Barcelona-casi Roma 🙂

  4. Mis queridos amigos, me contenta que ya estén de vuelta al ruedo, tan o más enérgicos que siempre y con sed de conocer y respirar nuevos aires. Me resulta interesante el destino por el que han decidido re-iniciar esta nueva etapa y más: la iniciativa de la postal, que es un re-encuentro con lo extraviado en una era de inmediatez y tecnología. Deseoso de leer sus próximas historias, no me queda más que desearles un gran viaje, tanto externo como interno, que haga desplegar su creatividad y los oxigene de vitalidad. Un abrazo criollo desde acá!
    #Ahoratocaroma

    • ¡Gracias, amigo! Nos encanta eso de oxiginarnos vitalmente… Empezamos un nuevo ciclo en el que queremos comunicarnos de forma más íntima y las postales son una de las formas que se nos han ocurrido. Pero también estos comentarios como el tuyo, que son como las cartas antiguas: correspondencia viajera. Un abrazo muy fuerte hacia allá, queridísimo Víctor.

  5. ¡Hola chic@s! Creo que algo ya me conocéis y la sinceridad va conmigo siempre, así que tengo que admitir que… Roma no me convenció 🙁 No sé. Fuimos en Semana Santa con miles de personas por todos los lados y en una época de cambio personal. Quizá ahora vuelva y me reconquista, pero de momento no puedo recomendar nada. Lo mismo con vuestras palabras en forma de postal (soy muy fan de enviar y recibir postales) me convencéis para volver. ¡Os reto! 😉 Disfrutar!!!

  6. Uno de los mejores recuerdos que tenemos es hacer turismo por la noche, cenar tranquilamente, tomar una cerveza y caminar por la ciudad eterna iluminada hasta las mañana siguiente. Cierto es que era verano, quizás el tiempo ahora no lo permita, pero quién sabe…
    Buen viaje, os iremos siguiendo por RRSS en una de nuestras ciudades favoritas.

  7. Qué tal chicos. Nosotros no conocemos Roma así que poco podemos recomendaros. Pero nos hace especial ilusión recibir una postal vuestra :). Nos alegra que volváis a hacer lo que más os gusta y de la manera que os conocimos, viajando. Un abrazo y disfrutad mucho 🙂

  8. Pues creo q no llegó a tiempo… qué novedad!!….con lo q me gusta recibir postales y cartas.. pero digo de las de verdad, las del banco o los avisos de correos por cartas de bancos no sirven!! ….aix!! Pues yo de Roma…..de Roma….os recomiendo piazza macona…sentarte con un gelatto y contemplar a la gente, a los pintores, a las fuentes . Es eterna…no lo olvidéis, siempre quedara mucho por ver!!!!! Ciao bellos!!!

Deja un Comentario