Instrucciones para sueños viajeros

Hace dos años que nos fuimos. Dos años ya… Me lo dice Cris, incluidos los puntos suspensivos, que suenan como un globo cuando se desinfla. Se refiere a nuestro viaje por Latinoamérica. Es extraño. En realidad, volver es estar volviendo poco a poco. Así es el tiempo, te agarra y no te suelta hasta acabar contigo. Y mejor que sea lo más tarde posible, así podrás disfrutar de más sueños viajeros.

Estábamos acostumbrados a que los sueños viajeros fueran siempre en futuro y no en pasado. Para mí es mucho más fácil estar de viaje que no estarlo. Durante el largo viaje, Barcelona se ha convertido en uno de esos lugares en los que se está mientras tanto. En estos tres últimos meses, los días han pasado con aire provisional, como cuando se te rompe algo pero no quieres reponerlo porque sabes que en poco tiempo ya no lo necesitarás más, ¿y qué hacemos en esos casos? Como buenos manitas, lo arreglamos con un poco de pegamento o de celo. Así andamos, con los días pegados. El pegamento más fuerte que existe se extrae de los sueños. Por eso es importante soñar bien.

Instrucciones para tener sueños viajeros

Para soñar bien primero hay que tener voluntad de soñar. Levantarse cada día y repetir: soy un soñador y me gusta soñar y nada de lo que ocurra hoy va a distraerme de mi sueño. Repetir las veces que sean necesarias. Deberás aprender a renunciar a muchas cosas. Los sueños son rigurosos. No vale eso de tener un sueño y que te dure unos días. Los sueños deben durar hasta que se cumplan, esa es la única fecha de caducidad. En ese sentido, los sueños son como las conservas enlatas, pueden durar años.

Un mural visto en Valparaíso, Chile

Un mural visto en Valparaíso, Chile

Una vez que tenemos esto claro, lo siguiente que debemos procurar es nutrirnos bien. Soñar agota más que un triatlón, así que debemos asegurarnos que nuestro cuerpo aguantará. Se trata de inspirar(nos). Los libros que leemos son importantes para mantenernos en actitud soñadora; las películas, series, documentales y fotografías que vemos son como adelantarse al viaje. Para sueños viajeros no hay nada que tener siempre a vista un mapamundi. La música es óptima para evocar lugares y recuerdos. Tampoco hay que olvidar la gastronomía. Cuando pruebas a soñar a través de las papilas gustativas ya no puedes dejar de hacerlo nunca más. En general, todo lo que haga vibrar tus sentidos será positivo para soñar bien y debemos tenerlo a mano para cuando más lo necesitemos.

Hay que practicar. En serio, ¿visteis a un niño que monta por primera vez en bicicleta? Lo hacen inseguros, un poco a trompicones, un poco más a la izquierda, otro poco más a la derecha, la bicicleta tiembla, y ellos también con rostro concentrado. Para soñar bien hay que practicar mucho. Hay que sentarse cómodos, a poder ser con los pies un poco en alto, respaldo inclinado, mejor con vistas agradables y música. Cada soñador tiene su música favorita, a mí, por ejemplo, Art Blakey me hace volar más que Ryanair.

En esto del soñar, una vez que le coges el punto ya no paras, y cada vez sueñas más. La vida es ese trámite que hay entre sueño y sueño. Está demostrado que estas instrucciones para tener sueños viajeros funcionan. Hoy hace dos años que nos fuimos, pero seguimos soñando.

ARTÍCULOS SIMILARES

3 0

24 0

7 COMENTARIOS

  1. A mí me pasa que llevo toda la vida soñando con ello, este año me he pegado el gran esfuerzo por conseguirlo y, cuanto más cerca está más ansiedad me crea. ¿No se supone que me debería de generar alegría? Si lo pienso me entra pánico :S

    • Es normal entrar en modo pánico, dejas lo que conoces y te lanzas a lo incierto…Pero, a cambio, el primer día de viaje, sentirás una liberación pareja al pánico de ahora. No tengas miedo: es el paso que siempre has querido dar.

  2. Que lindo lo que dices
    Con mi casi medio siglo que tengo te puedo asegurar que lo que me mantiene jóven son mis sueños
    No puedo dejar de tenerlos
    Voy tachando en mi libro los que voy cumpliendo pero siempre aparece uno nuevo, uno inesperado que te da la gasolina para seguir soñando
    Cueste lo que cueste asi es mi vida
    un abrazo

  3. El día que Jose Alejandro Adamuz decida plasmar sobre la portada de un libro su nombre escrito de su puño y letra, entonces soñar, seguro, será muchísimo más fácil. Y no es que ahora no lo sea, hay títulos y títulos para llenar la estación de Atocha, pero hay personas que utilizan las palabras de una forma que gusta especialmente.

    Yo estoy volviendo a dejarme soñar como hacía hace un tiempo, tras una racha un poco regular. Pero desde luego que tus instrucciones me vienen de perlas.

    Un abrazo, amigo

  4. Y soñar juntos? compartir el sueño con tu pareja? es soñar doble? Para nosotr@s, viajar es soñar y si viajas con tu pareja es un sueño dentro de otro sueño, que nunca acaba mientras lo sueñas desde la vida que vas soñando día a día…

Deja un Comentario