Escribir un blog de viajes

26 0

Hoy me apetece escribir de otras cosas y no tan sólo de viajar. Por ejemplo, me apetece escribir sobre cómo siento que el blog está en crisis. No tiene nada que ver con la vuelta, ese espacio entre el acá y el allá lleno de nostalgia. Esto lo he comenzado a escribir muchas veces antes. Siempre lo dejaba pendiente a medio acabar y días después lo borraba. Espero que esta vez sea la definitiva y consiga explicarme. Es como cuando se te atraganta la comida, que toses, parece que te vas a ahogar y cuando ha pasado todo te sientes ridículo. Espero no sentirme ridículo.

El viaje por Latinoamérica me hizo pensar acerca de la literatura de viajes y sobre escribir un blog de viajes. En realidad, pensar en la escritura es una forma de reflexionar sobre la vida. El viaje, como dice Juan José Millás, no es sólo horizontal, también es vertical. Es horizontal porque nos desplazamos en la distancia, o, al menos, eso es lo que creemos; y vertical, porque al desplazarnos obtenemos una perspectiva diferente de la habitual desde la que contemplarnos. Lo que ocurre es que el viaje vertical no tiene un destino final al que llegar. Así que entre pasos horizontales y pasos verticales, viajar no deja de ser como el punto de cruz, fui anotando algunas ideas.

Escribir un blog de viajes

A modo de declaración de principios:

Entiendo que escribir un blog de viajes debería ser evitar los lugares comunes y los tópicos, ser honesto, no reducir el mundo a un espectáculo, que no haya palabra clave sino que la clave sea la palabra, trabajar cada frase lo suficiente, hasta que suene bien, la fotografía que narre, no usar recetas de cocina rápida, hablar más de mí y de Cris y de nuestro mundo, amplificar el viaje con la literatura, escribir más para los que no pueden viajar que para los que sí viajan,  mostrarlo todo de los lugares aunque eso signifique sólo cien caracteres de extensión, o dos mil, sin limitaciones, publicar sólo cuando sienta que sí, que ya logré darle forma al texto, y si más tarde se me antoja, reescribirlo, evitar los trucos de magia para obtener visitas, queremos lectores, no engañar con títulos sensacionalistas, nunca me ha gustado competir, los imprescindibles que sean los mínimos, las listas, las de mis cuadernos, personales e intransferibles, viajar de forma independiente para sentir que el viaje es cosa mía, consejos ¡Qué consejos voy a dar si siempre meto la pata! Para qué describir lo que todos pueden ver, miradas que importen, saber que siempre nos quedará la palabra, emocionar no es fácil, no es como cuando te piden que escribas diez razones por las que no debes salir con una viajera, o veinte frases que sólo entenderás si eres de Barcelona, o porqué viajar es el sueño más maravilloso, o porqué viajar de mochilero y untar la Nocilla con un cuchillo plano es lo mejor del mundo.

¿Suena bien, verdad?

escribir-blog-de-viajes

Pero…

Un blog en crisis

Cumplir con todos estos principios significa que el blog viva en crisis. De pronto, dejas de existir. Cumplir con todos estos principios significa que no eres “exitoso”, significa que cuando alguien busque información de un lugar, nunca aparecerán tus entradas en las mejores posiciones del buscador porque no insertaste las suficientes palabras clave, significa que no eres importante para Google porque no publicas con regularidad, que no eres cuantificable, ni medible, ni evaluable porque las páginas vistas, o los visitantes únicos, no hablan de cualidades del estilo, ni de la redacción, ni de la originalidad. Cumplir con los principios de más arriba significa que no eres relevante porque las metáforas no importan, el SEO sí. Significa que debes centrarte en estrategias y alianzas más que en el modo en que cuentas los viajes.

¿Y qué importa que eso sea así? Muchos diréis que el blog es algo personal y que, por tanto, puedes hacer con él lo que quieras. Pero en realidad importa, y mucho.

como-escribir-blog-de-viajes

Veréis…

Vivimos en un mundo digital saturado de información y competitividad, donde cuesta hacerse ver, donde cuesta hacer llegar tu trabajo ¡Porque un blog es un trabajo! No hablo sólo de escribir con una ortografía correcta. Eso con un poco de interés, un buen corrector y un diccionario, no es difícil, no lleva demasiado tiempo. Quiero decir que hay que dedicarle horas, hay que pagar los viajes, hay que invertir en imagen, en diseño del blog, la plantilla. Y comer. Y pagar las facturas. No escribo a modo de un pasatiempo. Para eso mejor me dedicaría a hacer puzles.

Como otros, pretendo vivir de lo que escribo. Es un sueño humilde, pero exigente. Éste blog sirve para enseñar una parte de mi trabajo. No es por necesidad de protagonismo, ni porque necesite la palmadita en la espalda y el reconocimiento, y envidia, de mis colegas, no es por revancha, no es porque crea que soy el tipo más cool del mundo, no es porque sepa conducir una moto con los ojos cerrados, no es porque de pequeño mis padres no jugaran conmigo. No es por nada de eso que tengo un blog. Lo tengo para escribir y mostrar lo que escribo, y necesito que llegue al máximo de lectores. Escribo un blog de viajes porque viajar y escribir es lo más importante para mí. Tengo un blog  porque un día tuve un sueño, y maldita la hora…

A modo de conclusión

Para no alargarme en exceso… Muchas veces pienso que no soy un blogger al uso (no soy el único, hay muchos más, y seguro que tienen los mismos problemas de invisibilidad). Al menos he cambiado, y si al principio sí lo pensaba, cada vez creo más que no. El viaje ha puesto distancia en esto. Muchas veces pienso que después de más de cuatro años, es momento de cerrar, dejar de esforzarme. Leer, aprender, escribir, guardar en el cajón. Tal vez… Es posible que esté equivocado, que deba dedicarme a otra cosa, no complicarme la vida, hacer lo fácil, simplificar, aplicar las recetas mágicas, hacer la pelota a las oficinas de turismo, a los gurús, a los que saben de esto, escribir los artículos que se espera de consumo rápido y sueños de cartón piedra, los que tienen más likes y lectores,  comprar seguidores ¡Qué sé yo!

Me debato entre seguir y dejarlo, constantemente. Pero al final siempre puede mi lado optimista y tengo la esperanza de que quizás esta vez sea la definitiva. Tal vez, algún día, pueda publicar un libro explicando cómo escribir un blog de viajes me cambió la vida. De mientras, escribir un blog de viajes para todos los que no pueden viajar más que para los que viajan.

ARTÍCULOS SIMILARES

26 COMENTARIOS

  1. Un texto bellísimo y lleno de verdades. Escribe (escribid) lo que te salga, siempre habrá un público que te lea.

    Lo que es cierto es que si quieres trabajar escribiendo en el blog, la constancia es imprescindible, y eso conlleva una presión, y no siempre vas a escribir lo que te sale, si no lo que crees que la gente va a buscar en google. Quizá en el equilibrio esté la clave 🙂 Cada uno, con su fórmula del éxito.

    un abrazo!

    • Gracias!!! Como le comento a Alicia en otro comentario, no creo que el equilibrio sea la respuesta a lo que busco… Pero igual como dices, cada uno, con su fórmula del éxito, ejeje… Un abrazo.

  2. Te entiendo tanto, Álex, tanto… y lo sabes, sabes que tuve esta crisis. Desde entonces no la he abandonado, trato de seguir. Entiendo tus necesidades, son las mías. Entiendo que te guste lo que haces y que quieras que les guste a otros. De hecho, debería ser así, porque este blog es muy grande.
    Por mi parte, y sólo por si te sirve, te diré que sigo trabajando en las tripas, buscando lo que no funciona, y también en mis tripas, buscando llegar a un equilibrio entre lo que quiero escribir y cómo lo quiero escribir, y lo que Google admite como válido e interesante, y lo filtra para que llegue a más gente. ¿Si lo consigo? No, seguramente no os llego ni a la altura de la suela de los días de menos visitas que vosotros tenéis, pero algo está subiendo, y por tanto, teóricamente, algo llega a más gente.
    Es verdad que lo mío es peor, porque no me atrevo siquiera a soñar con vivir de esto (bueno, un poco sí, pero como una clara utopía… o quizá dentro de 30 años, teniendo en cuenta el ritmo), pero te entiendo.
    No lo dejes, no lo dejéis. Al menos, como mínimo, es un precioso portfolio que abrirá otras puertas más cercanas a la literatura de viajes, o a la comunicación de viajes desde un punto de vista más literario. En mi humilde opinión, de más calidad que muchos «blogs» que se van convirtiendo en «agencias efe» de los viajes y los destinos. En hombres y mujeres anuncio. En muchos hay poca experiencia viajera/turista de verdad, otros cada vez se llenan más de consejos que de otra cosa. Pero en fin, este mundo es así y se está convirtiendo en eso. Como la tele. Siempre nos quedará La2 y que siga por mucho tiempo, por favor 😉
    ¿Dónde voy a parar con todas estas palabras? No sé, al menos decirte que no estás solo. Que también me preocupa cómo han girado las cosas en esto de los blogs, y por cómo a veces me dejo llevar.
    Un abrazo muy grande y mucho ánimo!!
    Alicia

    • Creo que acabas de lograr el récord del comentario más extenso del blog. Muchas gracias!!!! Recuerdo que has pasado por una crisis similar. Hace mucho tiempo que vengo creyendo que el equilibrio era la mejor forma de lograr un estilo y una visibilidad; pero al final no es así. Lo he intentado pero no vale. En este mundo cada vez más competitivo no valen las medias tintas. Seguir, trabajar, escribir mejor, cada vez mejor (sea lo que sea eso) y quizás algún día sirve para que alguna de las muchas propuestas enviadas a diferentes medios tengan una respuesta clara. De mientras, toca darle duro a las teclas y sufrir para pagar las facturas!!! jajajaja… Muchas gracias de nuevo!

      • jajaajaja, eso me pasa por escribir y pensar al mismo tiempo. Incontinencia verbal ;P
        Bueno, no me enrollo esta vez. Sólo decirte que tienes razón, que las medias tintas no valen mucho, pero los extremos, no sé, no me convencen. Me gusta leer eso de «toca darle duro a las teclas», porque sí, las recetas facilonas por mucho que nos las quieran vender… sirven para los que las venden, haciendo fraude a la audiencia, o como se diga.
        ¡Todo mi ánimo y apoyo! Muack!!

  3. Pues que quieres que te diga amigo si se que no lo vas a dejar, es tu hijo, algo creado por ti. La cuestión de todo es disfrutar con lo que haces. Nosotros somos conscientes que no viviremos de esto, que esto es solo una pequeña ayuda.
    Lo importante de verdad es poder viajar!!
    Un abrazo desde Antigua!

    • Hola! Lo que es seguro es que no dejaré de escribir… Lo del blog, ya veremos. Como explico, aveces es sí, y otras no, y de momento aguanta el lado optimista… Yo desde el primer día pensé en el blog como un portafolio para mostrar mi trabajo, y, también, como una herramienta para practicar escritura. Así que el blog no era una forma de ganarme la vida como tienen muchos. En fin… Un abrazo desde la recién llegada Barcelona

  4. ¿Y qué tienen de malo las crisis? Las crisis vistas con optimismo son las puertas hacia nuevos horizontes, nos exigen más y nos obligan a dar lo mejor de nosotros mismos. En las crisis nos reinventamos y dejamos atrás lo superfluo para centrarnos en lo esencial. Por cierto, estupendo post que muchos sentiremos como nuestro.

    • Las crisis no tienen nada de malo, siempre que se gestionen correctamente, claro. Sólo es reflexionar sobre las dificultades de buscarse la vida con la escritura. Y ya somos unos pocos dentro del #blogsencrisis ¡Un abrazo! 🙂

  5. Véndele a Nocilla el texto de que untarla con cuchillo plano es lo mejor del mundo. Juas, me he reído mucho con este giro….

    Escribir. Trabajar. Escribir y trabajar, escribir para trabajar. O no. Si cierras este chiringuito avísame a ver dónde tengo que ir a leerte.

  6. Yo no leo blogs. Quizá debería hacerlo, porque el tuyo me gusta mucho. He compartido muchas de vuestras aventuras, miradas e inquietudes. Pero lo que me cuesta más de compartir es el metatema bloguero. Quizás porqué no leo blogs. Seguramente por eso. Es como ese cuento de Italo Calvino que no soporto (y del cual he olvidado el titulo) uno en el que al inicio invita al lector a ponerse cómodo para leer el último cuento de italo calvino. Hay un cierto ombliguismo que me chirria un poco. Llámame antigua, pero las entradas del blog que hablan del blog me dejan…indiferente. Segurament porqué no leo blogs. No soy bloguera y no me avergüenzo. ya está, ya salí del armario.

    • Pues, Laia, en éste post, el tuyo es el único comentario de alguien que no tiene blog. Te gusta mi blog porque te une la amistad conmigo. A mi también me cuesta escribir sobre los blogs. Además, confieso, no leo muchos. Tal vez menos que tu. Será por eso que me limito mucho a hacerlo aquí. Porque a los verdaderos lectores que busco no les importa un rábano la frenética vida de un blogger. Lo que quieren, espero, es viajar con lo que leen. Ahora bien… La frase «No soy bloguera y no me avergüenzo», en realidad, denota cierto prejuicio por tu parte. Como si todos los blogger fueran sacando pecho por el mundo… En fin. Gracias por tus gustos y comentarios, se valoran mucho 🙂 ¡Nos vemos pronto!

      • no, no…no pretendía! era sólo para terminar en plan broma. No tengo ningún problema con los bloguers, saquen o no pecho… Los que me sacan de mis casillers en internet son los haters. Viva los bloguers, aunque a veces hablen demasiado de los blogs! Dios salve a los bloguers! un hurra para mis estimados bloguers!

        • ah! y que conste que es cierto que la amistad me llevó a tu blog, pero si lo voy siguiendo es por lo qué y cómo se dice en él. No hay que confundir la velocidad con el tocino. Ni el gusto literario con el amor.

        • ah! y que conste que aunque es cierto que fue la amistad la que me llevó a tu blog, el qué y como se dice en él es lo que me hace seguirlo. No hay que confundir la velocidad con el tocino. Ni el gusto literario con el amor.

  7. ¡Hola! Nosotros hace un tiempo estamos escribiendo una nota para nuestro blog sobre por qué tenemos un blog de viajes. Escribimos un poco, la dejamos. Al tiempo la retomamos. Cuando vimos esta nota en nos interesó mucho sabes qué ibas a decir. Sabemos por qué tenemos un blog de viajes. Pero nos pasa todo el tiempo de preguntarnos cómo fue que nos metimos en esto. Tenemos discusiones constantes sobre Google, las palabras clave y lo que nosotros queremos escribir como nos salga. Como en cada proyecto personal hay momentos de crisis, de inversiones, de satisfacción, de incomodidad, y de cuestionamientos. Como sea, no estás solo en este camino. ¡Saludos!

  8. ¡Hola! Soy Patri de GTMDreams. Hace tiempo que os seguimos la pista pero no ha sido hasta estas últimas semanas que me he leído cada uno de vuestros artículos. La manera que tienes de escribir y lo que consigues transmitir es increíble.
    De algún modo todo queremos lo que no tenemos. ¿Tu quieres escribir artículos de listas, de números y consejos pensando que así habrá más visitas? Yo quiero ser capaz de expresar lo que despierta en mi cada destino, como hacéis aquí, pero soy incapaz. Cada vez que he iniciado un texto de ese estilo al final lo he desechado pensando que no valdría para nada, ni para mi misma. La verdad, si escribes artículos sin trasfondo quizá sí obtengas más visitas pero de esas que no les importas tu ni nada. Se irán para jamás volver. Pero con artículos que transmiten tendrás a viajeros que querrán leer cada palabra que escribas.
    ¡Mucha ánimo! Crisis de estas las tenemos todos los bloggers. Aveces pienso que incluso el viajar es nuestra enfermedad y quizá somos nosotros los locos que deberíamos buscarnos una vida «normal».
    ¡Un abrazo pareja!

    • Hola Patri! Sí, hace tiempo que nos seguimos la pista en las redes sociales, e igual hace unos días que comencé a leer vuestro blog. Gracias por tu comentario!!! Tus palabras hacen que olvide no haber aparecido entre los «mejores blogs de viajes» que publicasteis hace poco, jajaja… Supongo que escribir de una u otra forma no deja de ser una cuestión de estrategia y seguro que vuestros posts más prácticos os atraen más lectores, por ejemplo, acabo de guardar el vuestro de Tailandia porque nunca se sabe… Ser capaz de expresar la emoción de un viaje está a mano de cualquiera que quiera abrirse de verdad. No sientas miedo ni vergüenza. Lo que comentas de que desechas ese tipo de artículos que comienzas a escribir más personales porque piensas que tal vez no valdría ni para ti misma, es un error. para ti SIEMPRE valdrá ¡Anímate! Un abrazo de vuelta 🙂

  9. Nocilla experience, como diría Fernandez Mallo, es lo que has escrito aquí. Y curiosamente en comentarios he visto a gente que me venìa a la cabeza conforme iba leyendo… y por supuesto me iba viendo yo.
    Tengo una lucha constante conmigo mismo: mi carpeta del pc de «ideas de articulos» esta repleta de ideas cuyo denominador comun es la rarunez y lo artístico. De esas que google ni sabría siquiera por donde coger. Y pese a que las saco a pasear muy a menudo (así están mis ínfimas cifras de visitas) mi pepito grillo me dice: «pero haz también de los otros, de los de fast read y palabras clave, para que entre mas gente! Lo que quieres es que lo que creas sea viato por la gente, no? Pues tienes que engancharles!» y al final acabo haciendo uno de esos post de «cosas que ver en…» que me aburren sobremanera pero que aparecen ya por las busquedas de doctor G… Son arreones de pequeñas crisis (con apenas un año y poco de blog) en los que no sé ni lo que es más correcto hacer…pese a que sé que lo que me apetece es crear arte viajero (pero que tambien quiero que se vea e incluso que me pueda reportar algo más… tengo una especie de intuición y orgullo de Picasso interior que sabe que puede crear cosas por las que vale la pena, al menos, pararse a observar).

    En definitiva, que has hablado por muchos. Y te lo agradezco enormemente.

    Un abrazote!!!

    PD: os quiero conocer en persona ya de ya! Hay que fraguar algo para encontrarnos!!

  10. Ayyyy

    No sé realmente si he entendido el texto en toda su complejidad (casi me alegro en ese caso de que no; a veces es mejor no decirlo todo), pero cuando te leía pensaba en todas esas veces que me he preguntado si currar tanto en el blog merecía la pena. Pero son casos diferentes. Creo que tú estás más cerca de la literatura y yo simplemente de escribir… a veces disfrutando de ello; otras simplemente escribiendo de lo que sea; como el que repara un baño.

    Dejarte absolutamente supongo que frustrará mucho más, así que entiendo perfectamente la situación. Y hay que ser realistas: es difícil, sino muy difícil triunfar con esto.

    No obstante, no creo que el problema sea escribir o no para Google. De hecho, hay ejemplos como Aniko Villalba, muy genuinos, que han acabado haciendo del blog algo grande… Seguro que ella también tuvo una crisis.

    Por eso te animo a seguir, aunque sea reduciendo el ritmo, dejándolo en un segundo plano, no pensándolo tanto. Porque realmente tienes talento.

    Un abrazote,

    Irene

  11. Hola José,

    Acabo de descubrir tu blog y este es el primer artículo que leo y me ha encantado. Me pasa un poco lo mismo, pasé de trabajar en una empresa de SEO, escribiendo como máquina, sin pensar en la pasión pero si en la «posición» en Google. Ahora tengo mi blog de viajes en donde vuelco toda mi inspiración, escribo lo que quiero y me dejo llevar… pero de vez en cuando, por qué negarlo, resalto alguna que otra frase importante porque «¿quién sabe? tal vez el buscador lo note». Pero luego de unas horas digo «no quiero que me lean los robots de Google, quiero que me lea la gente que de verdad quiere leer» y creo que para eso no hay nada mejor que escribir queriendo escribir. Aquí tienes una nueva seguidora. Que vivan los viajes y las letras 🙂

  12. Dejar de escribir en el blog es una idea que me pasa por la cabeza un día si y al otro también.
    A veces pienso que es tan difícil escapar del ego, de la persecución.
    Pero por puro masoquismo aquí sigo.
    Amando este blog como de costumbre 🙂

  13. Hola Alex,

    Soy Javi, el chico que te «debía» un comentario. Nos conocimos en Barcelona el pasado fin de semana.

    Gracias a varios blogs de viaje tomé la decisión de cambiar de vida, ya que a través de sus artículos podía viajar desde el cubiculo de mi oficina. Como podrás imaginar… escribian pocos articulos para Google.

    Empecé mi blog porque, tras dejar mi trabajo y comenzar a viajar (de esto hace ya casi 3 años, aunque el blog tiene la mitad), quería intentar escribir artículos que pudieran inspirar a otras personas. Pero claro, al meterme un poco más en el mundillo, vi la realidad detrás del posicionamiento, las redes sociales, los blogtrips, los buscadores y las palabras clave. Ahora mismo estoy en medio de, no una crisis, sino un debate interno sobre lo que prentendo conseguir. Aunque sé que vivir para viajar seguirá siendo mi forma de vida…

    Quiero terminar dándote las gracias porque leer artículos como este es reconfortante, ya que te hace sentir menos «sólo».

    Un abrazo
    Javi

    • Javi!Claro que me acuerdo de ti!! Pretender que la gente encuentre inspiración en lo que publicamos debe ser nuestro norte. Si lo sacrificamos por el resto, el posicionamientos, el SEO, las palabras claves, los blogtrips fabricados a medida, qué nos queda. Solo un montón de páginas que aparecen en Google pero que solo sirven al motor de búsqueda. A mí, por lo menos, no… Ahora bien… Necesitamos lectores ¿Cómo llegamos a ellos? Ese es el problema en una blogosfera saturada, donde hay tanto bueno como malo. Trabajar, escribir, inspirar… Es lo que nos queda. O continuamos o lo dejamos.

      Me alegró mucho que te acercaras a saludarme. Lamento no haber tenido más tiempo para charlas ¡Un abrazo!

  14. No tengo tiempo suficiente para leer los 25 comentarios pero no se si habrá en la sala alguien como yo. Es decir, que se vea refljado en : «escrbir un blog como aficion..para eso me hago un puzzle». Mi puzzle es este blog continuamente en crisis, mi aficion es viajar …sin tiempo material ni casi dinero para poder hacerlo. Y me frustro pq no puedo hacerlo visible ni importante, a veces creo que me daria hasta verguenza pero hay algo q me impide dejarlo. Ni se si a alguien le sirve de algo lo que escribo pero yo soy feliz. No tengo tiempo para ponerme en condiciones pero soy feliz. Acabo siempre escribiendo los post a último momento pero soy feliz, Me ilusiono pensando en viajes q posiblemente no haré pero soy feliz. Decae un poco la moral, me quita tiempo a veces de estar con mi pareja, con mi niña..pero…no se q lo q es pero dependo de ello. Me falta práctica,soltura y mucho camino por recorrer y yo si siento que estoy en crisis constante…Vuestro blog ya es imposible q esté en crisis pq no es comparable con la mayoria, es distitno, es literatura, es..poesia. Mi marido me dice..pero te ganas algo con esto? nooo..pues dejalo!! y yo le contesto…ya pero..CUANDO PODREMOS IR A …. 😉 .. UN ABRAZO, SOYS GRANDES!

Deja un Comentario