Visitar Santiago de Chile con intensidad

“Se trata de que tanto he vivido

que quiero vivir otro tanto.”

(Pido silencio, Pablo Neruda)

Santiago de Chile hace que sientas lo mismo que sientes al leer estos versos de Pablo Neruda, intensidad en la vida.

Intensidad es dormir pocas horas, quedar para ir de carrete, caminar y tomar la micro y el metro aunque sea en hora punta, y emocionarse. Intensidad es visitar Santiago de Chile, tras pasar los primeros días de Chile.

Visitar Santiago de Chile

Visitar Santiago de Chile es sus barrios, que cada uno es un mundo diferente en la galaxia de la ciudad; es sus alturas, que pueden ser las del gigante Sky Costanera, el más grande de Latinoamérica, o bien las del Cerro de Santa Lucía desde donde Darwin vio la ciudad sin smog o, más alto, desde el Cerro San Cristóbal; es el metro que te tienta para leer con los préstamos de libros de la Bibliometro; es la memoria que no se debe olvidar en la Escotilla 8 del Memorial Estadio Nacional, hoy Víctor Jara como un mártir, o el museo de la memoria como antídoto al olvido; es una casa que es más, que es todo un mundo, una emoción, un forma de ver la vida, la Casa de Pablo Neruda, la Chascona de él y de Matilde Urrutia; es un restaurante en Yungay que es una barbería francesa como un lujo para descansar de tanta empanada; es ver a los mechones por las calles pagar la novatada por acceder al primer curso de la universidad; es los sánduches tan de Santiago, y tan gloriosos con litros de palta y ese churrasco; es que los ascensores no tienen planta baja ni planta cero y que por eso sales a la calle por el primer piso en un salto que cuesta dar las primeras veces pero que de seguida te acostumbras porque a todo viajero le atrae el vacío.

visitar_santiago_de_chile

Visitar Santiago de Chile es ir de carrete por Bellavista; es recordar a Víctor Jara y a Violeta Parra en el Cementerio General, y a todos los otros, todos aquellos del septiembre del 73, y de los desaparecidos de los años posteriores, que son memoria de lucha, y cagarse en la DINA; es ir a las librerías de Lastarria aunque sea sólo para ver los libros porque están muy caros; es ir al Mercado Central a dejarse tentar por un plato de pescado frito; es ir a La Piojera a por un terremoto,  y salir indemne silbando la melodía de “vuelvo a mi hogar”; es endulzarse a base de mote con huesillo; es ir al centro lleno de oficinistas, vividores y prostitutas y pasear por la Plaza de Armas; es recordar el “Libre” de Nino Bravo en el Estadio Nacional y emocionarte como lo hacían los miles de presos que la cantaban cada vez que un compañero conseguía escapar con vida del infierno; es entrar en una panadería cuando tienes hambre y pedir marraqueta recién horneada para ir comiendo por la calle; es ir paseando por la Alameda y que un grupo de músicos se ponga a tocar los grandes himnos del heavy metal clásico; es perderte entre el bullicio comercial del Paseo Ahumada; es ir a hojear libros viejos en el Paseo Tradicional de Libro Manuel Tobar; es que al salir del hostel por la mañana una niña te diga por sorpresa buenos días y que al contestarle le salga una sonrisa mellada que recordarás durante el resto del día, aunque estés en el metro en hora punta.

visitar santiago de chile_

Santiago de Chile es algo que se vive tan intenso que por eso se la conoce como “Stgo”, para que tú la llenes de significado. Se trata de que tanto he vivido que quiero vivir otro tanto, se trata de que ojalá todos los lugares los sepamos vivir como Stgo, se trata de que por eso viajamos, se trata de vivir. Se trata sólo de eso, de visitar Santiago de Chile, y el resto poco importa.

Visitar Santiago de Chile pero ¿Dónde dormir?

hostal providencia santiagoEso es Santiago de Chile, y lo hemos descubierto gracias a la ayuda de los amigos del Hostel Providencia, donde cada mañana desayunábamos con música como debe ser y antes de salir echábamos una partida de futbolín y por la noche cuando llegábamos siempre había una sorpresa, hamburguesas, o terremotos, o chorrillanas, vinos a luca y, claro, la cama, aaahhh… La cama confortable. Un hostel cómodo y limpio, espacioso, donde siempre hay algo que hacer, con gente amable, y muy bien ubicado para que no pierdas excesivamente el tiempo en traslados. Habitaciones dobles o dormitorios a compartir según tu necesidad. Lo de disfrutar, eso casi que está incluido en el precio. Y, un consejo, si reservas directamente en su web, el precio será el mejor.

ARTÍCULOS SIMILARES

0 0

10 COMENTARIOS

  1. Bravo, y digo bravo porque he vuelto a Stgo a través de tus palabras. Gracias por hacer que un lunes de mierda al menos tenga algo que me hace sonreír.
    Un abrazo chicos!

    • Muchísimas gracias por acompañarnos una vez más por el blog. Es una gran satisfacción que al menos el trabajo tenga su mejor resultado, alegrar el lunes a alguien. Y adelante, que seguro que no será tan mierda!!! Un fuerte abrazo!!

  2. Me encantó y de tan intenso texto deduzco que Santiago ha sido un lugar amable y especial para vosotros, me alegra mucho. Tras 11 años en España mi regreso a la patria no ha sido igual que lo que vive un viajero. Por eso me han dado granas de redescubrir y volver a emocionarme con Santiago.
    Que bien que fuisteis a por un terremoto a la piojera 🙂

  3. Primero que todo felicitarte por tan conmovedoras palabras de Santiago, una ciudad que habla y mucho.
    Como Chileno necesito que me cuentes como es que después de visitar la Piojera sales «indemne» porque para mi es realmente imposible, ni con 100 completos previos puedo salir sobrio. Y ya que hablas del mirador de Sky Costanera, te recomiendo muchos cerros islas que tenemos en Stgo, como por ejemplo el «Cerro Manquehue» donde puedes vivir un imperdible atardecer Santiaguino o verlo desde 1636 msnm y es gratis, solo debes caminar.
    Un abrazo, gracias por tales conmovedoras palabras.
    Bienvenidos a Santiago!

    • Gracias, Omar! Pues sí, salí indemne quiere decir que lo hice a dos patas y no tirado en el piso, jajajajaja… Vi a personas tomarse dos!!! Subir a muchos cerros, Santa Lucia, y el de San Cristóbal, por ejemplo. Y sí, son gratis!!! Eso es estupendo… Santiago nos gustó mucho, por eso las palabras que le dedicamos. Estuvimos algo más de una semana. Por supuesto no pudimos conocerla en su totalidad, pero bueno, eso quedará para otra oportunidad. Seguimos viaje por Chile… Hacia el SUR!!!! Un abrazo 🙂

  4. Como un cuadro de colores vivos, donde el bullicio se planta en las calles de la ciudad, el cielo se presenta azul y recortado por altas montañas, donde la historia esta más viva que nunca y su grito de libertad se escribe en poesía, nos recuerda a una sociedad a merced de las fuerzas telúricas, ese es tu relato, Ahora Toca Viajar, especial, original, único.
    ¡¿pero cómo puede haber metro en Stgo!?, nos movemos en terreno movedizo, no?
    Un abrazo fuerte!

    • Ah! Tempus Fugit (el tiempo se nos va de la vida) y hay que aprovechar, intentar verlo todo o casi todo, pero verlo con intensidad, por eso somos viajeros, porque miramos con intensidad ¿Verdad? ¿Si sólo miráramos la superficie, en qué nos convertiríamos? Si ya no se viaja como antes, al menos sigamos haciéndolo, lo mejor que podamos. Nos encantan comentarios buenos como el tuyo, nos encanta tener tan buena compañía. Y sí, el metro es movedizo y en hora punta más, jajajajaja… Un abrazo fuerte pa’Barcelona 🙂

Deja un Comentario