Rapa Nui, uno de esos lugares

El lunes volamos de Santiago de Chile a la Polinesia.

En medio del Océano Pacífico, nos espera la isla habitada más remota del planeta. Viajamos a Isla de Pascua o, mejor, Rapa Nui.

De momento deletreamos cada una de sus letras: R-a-p-a N-u-i una y otra vez, R-a-p-a N-u-i… Porque viajar a ésta isla es cumplir un sueño y los sueños deben deletrearse como el conjuro de felicidad que son: R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i…

rapanui

Foto de traumlichtfabrik en Getty Images

Viajar a Rapa Nui es llegar a uno de esos lugares del mundo que, por fortuna, aún tienen un misterio que ofrecer. Uno de esos lugares del mundo en los que nos hemos imaginado en más de una ocasión, cuando esperábamos algo más de la vida que la propia rutina en la que, tal vez, nos veíamos inmersos en ese momento. Uno de esos lugares del mundo que cuando niños representaban la aventura. Uno de esos lugares que todos buscamos cuando tenemos la oportunidad de observar un mapamundi o un globo terráqueo. Uno de esos lugares del mundo que deben sentirse con los sentidos bien abiertos.

Con los sentidos bien abiertos. Por eso hoy cerramos nuestros ojos en las redes sociales.

Durante los días que estaremos en Rapa Nui no publicaremos ni una fotografía en Instagram, ni compartiremos en Facebook la crónica de la jornada, ni haremos ningún comentario en Twitter. Cerramos los ojos para abrir los sentidos. De nuevo, nos desconectamos de las redes sociales para conectarnos al máximo con el viaje. Nos apetece así porque en éste viaje por Latinoamérica no tenemos más obligación que la de ser felices. No hay compromisos que atender.

En ocasiones los blogueros de viajes nos olvidamos, precisamente, de disfrutar el viaje con tanto estar a todo tiempo buscando esa foto, ese dato, esa historia especial para compartir en nuestros blogs y redes sociales. Acabamos siendo esclavos de nuestra pasión… Por eso, de vez en cuando, en nuestro actual viaje por Latinoamérica tenemos momentos en que desconectamos y sólo (¿sólo?) nos dedicamos a saborear con los sentidos los lugares.

A la vuelta, intentaremos transmitiros todo los que nuestros sentidos nos dijeron de Rapa Nui. De momento, cerramos nuestros ojos en las redes sociales.

Y recordad, por favor, si en algún momento os hemos hecho felices de alguna forma, si en algún momento os hemos hecho sentir la magia de viajar, si en algún momento nos hemos cruzado por el camino, por favor, deletread con nosotros: R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i, R-a-p-a N-u-i… Porque los sueños deben deletrearse como el conjuro de felicidad que son.

ARTÍCULOS SIMILARES

0 0

NO HAY COMENTARIOS

Deja un Comentario