Inagotable México DF

La ciudad de México es una de las diez ciudades más pobladas del mundo. Es tan grande que cuando llegas, ya sea por aire o por tierra, más que estar llegando parece que te está  engullendo. México DF es tan, tan, tan, tan grande, tan extensa, tan inalcanzable, tan inabarcable, que se escapa de lo razonable, y deja atrás los límites físicos para ser casi una ciudad inagotable. Hay tantas razones para viajar a México DF como listas infinitas caben en un bolsillo, aunque en esta ocasión nos vamos a conformar con veinticinco imprescindibles que ver en México DF.

que hacer en México DF

Su geografía urbana es un reto que sólo se alcanza a zancadas. México DF huele a comida callejera, hay luchadores con máscaras, se baila danzón, hay un extenso bosque en medio de la ciudad, hay tantas librerías que podrías perderte por ellas durante días, hay, por supuesto, mariachis que parecen salidos de una película, un rascacielos que desafía a todos los terremotos, murales, y Frida Kahlo, y taxistas que nunca se pierden (aunque se pueden hacer los olvidadizos), un metro que es otra ciudad, torres torcidas, plazas donde hay tantas historias como miles de años, poetas y escritores a sueldo. Tanto y tanto que ver en México DF…

25 planes que ver en México DF

  • Comer en la calle

México DF huele a comida. Al menos, esa fue nuestra impresión. Y es que no sólo la calle está llena de vendedores callejeros de comida sino que, incluso, los establecimientos de comidas suelen estar abiertos al paso, en las aceras, con  gente comiendo o esperando para comer afuera. Es muy sabroso caminar por México DF, todo tipo de comida al alcance de unos pocos pesos: Tacos, huaraches, gringas, sopes, gorditas, quesadillas.

  • El Zócalo y el palacio presidencial

En lo que fuera el epicentro de la mítica ciudad azteca de Tenochtitlan se encuentra uno de los espacios imprescindibles que ver en México DF, la Plaza de la Constitución, una de las más grandes del mundo. Una joya arquitectónica y un espacio ideal para tomarle el pulso al ambiente de la ciudad (hay hasta profesionales de la construcción que se alquilan por horas sentados frente a La Catedral), aunque si te ves en la necesidad de pedir indicaciones para llegar hasta ella mejor pide por “El Zócalo” que así se la conoce popularmente. Alrededor de la plaza, algunos de los edificios más importantes, como el Palacio Nacional o la Catedral  Metropolitana.

  • El mural más grande del mundo

Explicar la evolución del pasado al presente de la Humanidad ocupa mucho espacio, tanto como siglos hay en la Historia; David Alfaro Siquieros, uno de los tres más grandes muralistas mexicanos, supo resumir ese acontecer, pero no lo suficiente, la superficie total que ocupó para pintar La Marcha de la Humanidad, en el Polyforum Cultural Siqueiros, lo convierte en el mural pintado más grande del mundo y en un imprescindible que ver en México DF.

  • Algunos libros viejos

Ir a las librerías de viejo es como abrir una caja sorpresas, nunca sabes lo que vas a encontrar, además, cualquier libro siempre merece una segunda o tercera oportunidad, como mínimo. En México DF es un clásico pasear por la Calle Donceles. Allí, de librería en librería, prácticamente pegado un local a otro, se puede buscar desde una rareza bibliográfica a la última novedad con descuento. Ésta calle es uno de los lugares imprescindibles que ver en México DF.

  • La casa de Frida Kahlo

Frida es una de esas artistas que se ha convertido en un icono universal, su rostro, y sus cejas, son conocidos en todo el mundo. Frida vivió en Coyoacán, una de las famosas colonias de la ciudad y sin duda, la casa azul de la artista es uno de los imprescindibles que ver en México DF. En su visita tendrás la oportunidad de descubrir el genio y la trágica vida de la artista.

  • Comprar en el mercadillo del sábado

San Ángel es una colonia perfecta para pasear el sábado por la mañana en México DF. Libre del tráfico, las calles peatonales, callejuelas adoquinadas, casas con flores, edificios del siglo XVII, hacen de esta colonia un Patrimonio Cultural Tangible e Intangible de la Ciudad de México.  Es el ambiente perfecto para albergar el mercado de arte popular más grande del país, El Bazaar Sábado, que cumple 55 años de arte mexicano.

  • Ir al ring

La lucha libre mexicana, entre deporte y teatro, no es sólo un espectáculo, también es cultura popular que cuenta con muchos seguidores de todo tipo, edad, condición y sexo. Del ring han salido auténticas celebridades mundiales como El Santo (o en la actualidad, El Hijo del Santo). Puedes ir a ver un combate en la Arena de México, la catedral de la lucha libre mexicana ¡Y prepárate a gritar con la máscara de tu luchador favorito!

  • Un bosque en la ciudad

Para qué nos vamos a engañar, tener un bosque cerca de casa siempre es una ventaja, te puedes perder cuando lo necesites sin andar muy lejos. Y como para perderse, el Bosque de Chapultepec. Tanto por su extensión (más grande que Central Park) como por su belleza (un castillo real, fuentes, flora y fauna). Consta de tres secciones y un total de 678 hectáreas y también de varios museos importantes como el excelente Museo Nacional de Antropología. Hazte con un plano y disponte a caminar de lo lindo.

  • Subir a lo más alto

Ver la ciudad de México desde la altura es una de esas experiencias que hacen que te sientas pequeño en el mundo; tener debajo de ti la enorme extensión urbana de una ciudad como ésta es todo un espectáculo y uno de los imprescindibles que ver en México DF. Sube a la Torre Latinoamericana el primer día que llegues, sólo así tendrás  una verdadera idea de la dimensión de la ciudad y de todo lo que tienes que ver en México DF ¡Mucho mejor que cualquier plano!

  • Jacarandas en la Alameda

EL Parque de la Alameda es uno de los parques más populares de México DF, y uno de los de más belleza. Diferentes tipos de flores y árboles como las jacarandas (con un color bellísimo al florecer) y álamos, estatuas, bancos donde sentarte al descansar, fuentes, el monumento dedicado a Benito Juárez, “Benemérito de las Américas”. Diego Rivera pintó el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda” con importantes personajes de la historia de México andando por el Parque (el mural se puede visitar justo en el museo colindante al parque).

  • Escuchar mariachis 

El mariachi es quizá la representación cultural de México más conocida del mundo. No obstante, fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. En la Plaza Garibaldi, en el Centro Histórico de México DF, los mariachis se reúnen buscando alguien que les contrate. No puedes salir de allí sin que te canten  Amor Eterno.

  • Espectáculo en Francisco I. Madero

Esta calle es todo un espectáculo. Pasear por ella es un plan inmejorable que hacer en México DF. La calle Francisco I. Madero es una de las principales vías para llegar al Centro histórico de la Ciudad de México, al Zócalo, como tal, en una de las ciudades más pobladas del mundo, significa que está siempre repleta de personas. La calle, actualmente,  es peatonal y es un resumen de las gentes, actividades, anécdotas y aventuras que podrás encontrar en la ciudad: Estatuas humanas, vendedores de todo tipo, artistas callejeros a cada paso.

  • Toda la antropología que debes conocer

La antropología es la ciencia que te acerca a ese misterio que es el ser humano. Vale la pena acercarse al Museo Antropológico de México para aprender un poco más sobre de dónde venimos y cómo ha evolucionado la Humanidad.  El Museo de Antropología de México es un imprescindible que ver en México DF; no obstante, los usuarios de TripAdvisor lo eligieron como el segundo mejor museo del mundo.

  • Bailar danzón

¿Qué tal estás de ritmo? El Danzón es un ritmo y un baile de origen cubano muy popular en México. En la ciudad, un sábado cualquiera puedes encontrar a grupos bailando danzón con sus ropas tan elegantes. La Plaza de la Ciudadela es el epicentro de este baila en México DF, y si no sabes bailarlo, no te preocupes porque siempre hay alguien dispuesto a enseñarte los pasos más sencillos.

  • Una ciudad de libros

Que una Ciudadela, con su determinismo militar, acabe por convertirse en una ciudad de libros es como para tomarse el asunto con orgullo justificado. La Biblioteca de México se asienta en el edificio que se conoce como la Ciudadela, monumento histórico del México DF. Hoy en día es una biblioteca bellísima con espectaculares zonas como el Patio de Octavio Paz,  bibliotecas de autores y diferentes salas de lecturas equipadas. Si te gustan los libros este lugar es un imprescindible que hacer en México DF.

  • Una zona rosa

Toda ciudad tiene su zona bohemia y cultural, México DF no podía ser menos. En la zona que ocupan las colonias Condesa y Roma, cerca del famoso Ángel de la Independencia, encontramos calles ideales para pasear, cafés donde conversar, restaurantes donde disfrutar, galerías de arte donde buscar inspiración.

  • Museo de bellas artes

Este museo, más que un museo es un palacio. El edificio monumental es uno de los más famosos en el perfil urbano de la ciudad. El Museo de Bellas Artes se fundó en 1934 siendo el primer museo de arte de todo México. En él acostumbran a programar exposiciones temporales de interés y entre sus paredes puedes disfrutar de algunos de los murales más importantes de la escuela mexicana.

  • Hacer  la revolución

La Revolución Mexicana es uno de los acontecimientos que mejor explica los rasgos del país. Históricamente se considera como el capítulo político y social más importante del siglo XX en México. Es decir, es uno de esos temas que todos los alumnos de secundaria saben que va a salir en el examen final de Historia. Un episodio así merece un recordatorio a su altura; el Monumento a la Revolución, un mausoleo de cúpula dorada, es visible desde la Avenida Juárez, muy cerca del centro y puedes subir a él utilizando un elevador en la parte central.

  • Mucho arte popular

La cultura de un pueblo se manifiesta en su folclore y artesanía. En una vieja estación de bomberos de la ciudad, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se encuentra el Museo de Arte Popular. Un moderno y bello edificio que encierra todo el arte popular mexicano: Piñatas, juguetes, cerámicas, muebles, joyas, tapetes. Imprescindibles los Alejibres, que son hermosas criaturas fantásticas construidas con cartonaje de diferentes colores, y los esqueletos o la famosa Catrina creada por José Guadalupe Posada y bautizada así por el muralista Diego Rivera.

  • De murales muy mexicanos

No hay ningún arte más mexicano que el muralismo. El movimiento muralista mexicano nació como arte, como acto reivindicativo y con intención educativa. Del muralismo mexicano se conoce principalmente a tres exponentes con Diego Rivera a la cabeza, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco. Hay murales de ellos repartidos en toda la ciudad; pero un imprescindible que hacer en México DF es visitar el Antiguo Colegio de San Idelfonso, considerado la cuna del muralismo mexicano (en el anfiteatro se encuentra el primer mural pintado por Diego Rivera).

  • Siempre la Guadalupe

México siente auténtica pasión por la Virgen María de Guadalupe, si te fijas bien, verás una estatuilla de ella en muchos lugares diferentes, incluso en lugares sorprendentes como mercados y terminales de autobuses. Cada doce diciembre se celebra el día de la patrona de México cuando un gran número de fieles se reúnen en la Basílica de Santa María de Guadalupe. La basílica es el sitio mariano más visitado del mundo sólo por detrás de la Basílica de San Pedro de Roma. Se trata de un conjunto religioso con capillas, un templo nuevo para albergar a todos los fieles que acuden, un museo, y un cementerio.

  • El estudio de un artista

Para encontrar al artista hay que buscarlo en su taller, es el espacio íntimo de todo creador y la posibilidad de visitarlo se convierte en una experiencia reveladora sobre su obra. Así ocurre con el estudio de Diego Rivera, también de Frida Khalo, aunque ella permaneció poco tiempo en la casa taller que Diego construyó para ella (e alma de Frida está en la casa azul de Coyoacán). El Museo Casa Estudio de Diego Rivera y Frida se encuentra en San Ángel y es la oportunidad de conocer a dos de los artistas mexicanos más internacionales.

  • Las nieves de Coyoacán

El barrio de Coyoacán ofrece uno de esos paseos agradables  de la ciudad, todo un plan que hacer en México Df. El antiguo barrio siempre ha desprendido magia, fue en él donde Frida Khalo tenía su casa y taller, donde Trostsky se refugió, por donde Diego Rivera dejó huella y Octavio Paz, y tantos otros. Hoy frente al quiosco del parque se encuentra un ambiente cultural y bohemio con una gran opción de comida callejera y dulces como los famosos helados de nieve con sabores fantasiosos o los clásicos churros de toda la vida.

  • Un mural para el agua

Una pintura que suena, que tiene el sonido del agua, que vibra con las ondas del agua, que explica la ciencia de la humanidad, todo eso, y más, en el famoso mural de Diego Rivera, El agua, origen de la vida en la Tierra. Se encuentra en la Segunda Sección del Bosque Chapultepec, en el Museo Jardín del Agua, y aunque no es fácil llegar con transporte público, sí que vale la pena ir a conocerlo, además, después puedes pasear por esta zona del bosque.

  • Tres culturas en una plaza

Dice  Gonzalo Celorio Blasco que “La historia de la ciudad de México es la historia de sus sucesivas destrucciones”. Se refiere que la ciudad es caníbal de sí misma y que las sucesivas etapas históricas se fueron sobreponiendo unas a otras. Esto es fácil comprobar en la Plaza de las Tres Culturas, o también conocida como Conjunto Habitacional de Tlatelolco; en ella están las huellas prehispánicas, la época colonial y la ciudad moderna. Todo un viaje por la historia de México en pocos metros.

Dónde dormir en México DF

Para una primera vez en México DF aconsejamos alojarse en el centro histórico de la ciudad, y el Hostel Amigo Suites Centro es una gran opción. La ubicación (está a dos cuadras del zócalo, junto a la Plaza Santo Domingo) no es su único punto fuerte, tiene habitaciones individuales y compartidas según sea tu presupuesto, pero siempre vas a encontrarlo todo bien limpio y el trato del personal es muy amable. El desayuno y la cena se ofrece de cortesía en la terraza-bar (con el precio del alojamiento) y es todo lo abundante que necesites. De veras que es un hostel donde sentirse entre amigos en México DF.

fotos hotel

ARTÍCULOS SIMILARES

7 0

2 0