El Mercat de la Boquería

3 0

Un clásico, por definición, no pasa nunca de moda. Y eso es un consuelo en el mundo cambiante en el que vivimos. Un clásico en viajes es un imprescindible que no debe faltar en toda buena visita. Así, un lugar que no te puedes perder si vienes a Barcelona es el Mercat de la Boquería.

Sí. El Mercat de la Boquería ya no es el mercado de barrio de toda la vida y ya no se hace la compra del día, que ahora El Mercadona se lleva todas las cestas de calle; pero también, aún, seguimos comprando de vez en cuando, aunque ahora sea un lugar exótico para los turistas, sus puestos siguen ofreciendo género fresco y de calidad y alguna exquisitez que llevarse a la mesa.

Entrada a la Boquería

Entrada a la Boquería

“La Boqueria es de visita obligada porque es el mejor escaparate de materias primas de la ciudad, tanto en su oferta de pescados activada cada día a partir de las siete de la tarde con la llegada de la pesca desde Rosas, como en la de salazones, aves, frutería, carne, despojos. Aquí se encuentra lo que no se encuentra en lugar alguno de Barcelona.”
(La Boquería, Catedral dels sentits, Manuel Vázquez Montalbán)

HISTORIA DE LA BOQUERÍA

El mercado de San José, o popularmente, el de la Boquería, nace oficialmente en 1840; pero sus inicios como mercado ambulante donde se concentraban mesas de carne y otros víveres se pierde en la Historia de la ciudad, ya en el siglo XII aparecen algunas menciones escritas. El lugar elegido no es por casualidad, en la época, justo al lado de las murallas, pero sin entrar en la ciudad, lo que permitía a los vendedores ambulantes y campesinos de masías de los alrededores vender sin pagar los impuestos.
Durante muchos años compartió escenario con un convento, el de San José (de ahí que se mantenga como nombre del mercado), pero tras un incendio, nada fortuito, sino en una de las muchas escaramuzas anticlericales de Catalunya, en el caldo de cultivo de una famosa Barcelona negra y anarquista. Tras el incendio del convento, se construyó una plaza con columnas rodeadas por porches que los vendedores tomaron como buen lugar para exponer género y desde entonces ahí siguen.
Podemos decir que la Historia de La Rambla es la del Mercat de la Boquería.

AMBIENTE DE LA BOQUERÍA

Entrar en un mercado es tocar con todos los sentidos la realidad del lugar visitado. El Mercat de la Boquería explica mucho de la cultura catalana y, más concretamente, de la esencia de Barcelona. Cosmopolita, abierta, pero fiel a la tradición. Así puedes encontrar lo más exótico a nivel gastronómico, con lo más popular, en señora de batín y zapatillas que pasa a hacer la compra del día. Un mundo en forma de paradas de mercado que puedes localizar.

  • El Bar Pinotxo

Almorzar o tapear a pie de barra con Joanitu Bayern, en el Pinotxo, toda una institución que nació hace más de 60 años. Su fama mundial hace difícil encontrar un taburete; así que hay que madrugar para uno de sus desayunos de cuchillo y tenedor.

  • Huevos Calaf

De toda clase, para tortillas, de dos yemas, de una como toda la vida, de payés, sobretodo, de oca, grandes de avestruz… Todo tipo de huevos, que ya se sabe, la vida es cuestión de echarle…

Cuestión de huevos

Cuestión de huevos

  • Bacallà Carme Gomà

En este puesto el Bacalao de Islandia es la estrella; llevan cincuenta años, que se dice pronto, vendiendo bacalao, sardinas, anchoas ¿Quieres más? Mojama, ahumados, croquetas, pimientos rellenos o buñuelos.

  • Carnisseria A. Casanovas

Una muestra de que un mercado funciona como lugar de acopio de despensas domésticas es que haya carnicería, los turistas no van al Mercat de la Boquería a comprar un solomillo. Este puesto es un ejemplo más. Buenos precios y calidad excelente en sus productos: carne de vacuno, cordero o cabrito.

  • Petràs Fruits del Bosc

La pasión de un hombre, ese es el resultado de esta institución micológica mundial. Todo tipo de setas, de todo el mundo, en una especie de antología de este noble arte que se basa en la ciencia y el conocimiento pero que se disfruta con el paladar.

  • Verduras Ramona

¿Sólo verduras? ¿Sólo fruta? No… Que va, en este mercado no todo es lo que parece y si miras bien ves la Historia del Mercat de la Boquería. Este puesto sabe mucho de historia del lugar, no obstante, es el más antiguo y el único que conserva el rótulo modernista que encabezaba todas las paradas.

Ramona es modernista

Ramona es modernista

CURIOSIDADES DE LA BOQUERÍA

El Mercat de la Boquería es el primero de los mercados municipales de la ciudad de Barcelona.

Fue considerado el mejor mercado del mundo de 2005 en el World Congress of Public Markets celebrado en Washington en el 2006.

En la parte posterior del mercado, hay varias fotografías que decoran la zona de las últimas paradas, en una de ellas aparece en primer plano Picasso.

El punto de información es un antiguo puesto diseñado por Gaudí fielmente restaurado.

ARTÍCULOS SIMILARES

3 COMENTARIOS

  1. Este es uno de los lugares que me gusta mucho, es muy encantador, con un ambiente vivo, lleno de colores con imágenes que nos entran al paladar también!

    Es una visita obligada sin duda alguna!

  2. Hola a todos!

    La verdad es que el Mercat de la Boqueria es uno de los más bonitos de Barcelona, o al menos dentro de lo turístico que llega a ser, no ha perdido esa magia de los mercados.

    Hace algunas semanas, era noticia que querían regular el acceso al turismo ya que los comerciantes y los vecinos se habían quejado. No se lo que pensáis de todo esto, personalmente creo que es una medida para proteger la identidad del mercado pero no se como resultará!

Deja un Comentario