Cinco imprescindibles de Toledo junto al Greco

3 0
  • Una excursión a Toledo desde Madrid para el 400 aniversario de la muerte de El Greco
  • Fotogalería de Toledo

Si estás visitando Madrid, y tienes ocasión de realizar alguna excursión por los alrededores, Toledo es una buena opción. Si ya de por sí es un destino atractivo en cuanto a cultura e historia, su proximidad a Madrid facilita una agradable excursión: Un día y cinco imprescindibles de Toledo.

Toledo es crisol de culturas; conocida como “la ciudad de las tres culturas” aún sabe conservar en sus calles los trazos de cristianos, judíos y musulmanes. Como todas las ciudades monumentales, sólo llegar a Toledo ya impone estéticamente; como todos los lugares de poder, se la conoce también como “La ciudad Imperial” por albergar la corte de Carlos I, supo concentrar la mirada del arte. Así es que hoy en día, a Toledo, además de por ser imperial y cruce de culturas, se la conoce por estar íntimamente relacionada con la figura de un genio, El Greco (este 2014 se conmemora los 400 años de la muerte del pintor con un amplio programa de exposiciones).

tejados de toledo

Iglesia de Santo Tomé

“En el ambiente obscuro de la capilla el cuadro aquel parecía una oquedad lóbrega, tenebrosa, habitada por fantasmas inquietos, inmóviles, pensativos.
Las llamaradas cárdenas de los blandones flotaban vagamente en el aire, dolorosas como almas en pena.” (Camino de perfección, Pío Baroja).

Pocos cuadros tan literarios, tan misteriosos, tan geniales. Dos mundos; el terrenal y el celeste, sólo la distancia de la muerte, la del Señor de Orgaz. El famoso cuadro de El Greco, El Entierro del Señor de Orgaz, se encuentra en la Iglesia de Santo Tomé y es uno de los imprescindibles en la visita a Toledo.

El Entierro del Señor de Orgaz

Museo Del Greco

Aunque de Creta, El Greco produjo la mayoría de su obra en Toledo. Así, no podía faltar en la ciudad un museo dedicado al genial pintor manierista, el único museo en España dedicado al Greco es el de Toledo.
Una reconstrucción del ambiente que vivió el pintor, la auténtica casa fue arrasada en un incendio, concebida por el ilustre defensor del arte y uno de los primeros en reconocer la obra del Greco, Don Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer. Después vendrían los autores de la Generación del 98 para certificar el interés por el misterioso pintor.

museo el greco de toledo

Plaza de Zocodover

El corazón histórico de Toledo es una plaza, la de Zocodover, el antiguo recinto del “mercado de las bestias” de los árabes. Allí empieza a latir toda la historia de la ciudad. A la plaza, lugar de encuentro de los de lugareños, bancos a la sombra que recogen a los más ancianos del lugar, también llegan los visitantes que bajan de los autobuses para reunirse o para ir a la oficina de turismo, en los soportales, a por detalles y planos con los que orientarse. Planos que no necesitaron, seguramente, ni Fernando Rey, ni Caterine Deneuve, ni ninguno de los partícipes en la película Tristana de Buñuel, que fue rodada en Toledo.

Plaza del Ayuntamiento

Si la Plaza de Zocodover tuvo su origen en el mercadeo y el encuentro de lugareños, la Plaza del Ayuntamiento escenificó desde siempre el poder concentrado en Toledo, Corte imperial.

La presencia de la Catedral de Toledo es rotunda en todo momento y su gótica presencia se proyecta al resto de la Plaza, al menos su sombra lo atestigua en el pavimento según a qué horas. Pero la segunda catedral en dimensiones de España, por detrás de la de Sevilla, no está sola. El pasadizo que parte de ella como un apéndice nos lleva la mira sobre el Palacio Arzobispal, es lo que se conoce como el Arco Del Palacio. Y continuando con los poderes públicos, tenemos el edificio actual del Ayuntamiento, fruto de sucesivas remodelaciones como la dirigida por Jorge Manuel Theotocopuli, el hijo de El Greco, en el siglo XVII.

catedral de toledo

Sinagoga de “El Tránsito”

La judería toledana, la tercera rama que forma el crisol de culturas de Toledo, es un conjunto de barrios que se recorre por callejuelas y rincones, bordeando al Tajo. En el Barrio judío hay dos sinagogas, la de Santa María la Blanca y la de El Tránsito. Ésta última, además de por su belleza, la espectacular sala inicial con la orfebrería de sus estucos de yeso y el techo de madera son de por sí un goce estético, es interesante porque alberga el Museo Sefardí de Toledo.

Cómo ir de Madrid a Toledo

Puedes llegar a Toledo en coche por la A42, con indicaciones hacia Getafe, Toledo, R5 y Badajoz; si necesitas automóvil hay muchas opciones de alquiler de coches en Madrid. Hay una distancia de unos 70 kilómetros Puedes aparcar en la entrada de la ciudad, en el parking gratuito Safont y desde allí subir al centro histórico bien andando o tomando un autobús de línea o el turístico, algo más caro. También se puede llegar en tren desde la Estación de Atocha en AVANT y no tardarás más de media hora. Igualmente se puede llegar en autobús, aunque tarda más. Los autobuses salen del Intercambiador de Plaza Elíptica.

ARTÍCULOS SIMILARES

3 COMENTARIOS

  1. Acabo de ir a Toledo y regreso feliz de ldisfrutar de las exposiciones del Greco, tanto de las permanentes como la realizada con motivo del IV Centenario de su muerte en el Museo de santa Cruz. La ciudad es otra maravilla. Hacia más de cuarenta años que no visitaba Toledo, cosa que hacía con frecuencia cuando vivi en Madrid. también le he dedicado una página en mi blog.
    Me gustan mucho tus fotos, tienen originalidad y belleza. Es preciosa la de la torre de la Catedral reflejada en el cristal.¡Te felicito!

    Un saludo cordial.

Deja un Comentario