Óleo de la playa de Étretat

2 0

La playa de Étretat con sus acantilados es seguramente una de las más pintadas del mundo; sólo tendríamos que contar las veces que Claude Monet la pintó durante la época del impresionismo. Y no sólo pintura, también la playa de Étretat atrajo a escritores, y… A un ladrón de guante blanco.

Playa de Étretat

Playa de Étretat, una playa de artistas

[Escenario] Playa de Étretat, de noche. Los acantilados iluminados por los focos que hay en el paseo marítimo se entrecortan en el cielo. Llueve y el mar no deja de arrastrar con cada ola los canto rodado de la orilla.

Llegamos a Étretat de noche. Aunque no importó, casi mejor. Su primer recuerdo siempre será sonoro, es lo que le sucede a los lugares que tienen su propia música. Vamos a ver los acantilados, nos dijimos, aún con las mochilas a cuestas. Había llovido y hacía frío y no habíamos cenado nada. No nos hizo falta preguntar por la dirección del mar, los guijarros en la espuma blanca de las olas rozaban la orilla de la playa indicándonos el camino a seguir. En el paseo solitario, los acantilados de Étretat surgían del rumor del mar, a nuestro lado. Primer contacto, primer recuerdo para siempre. También Monet pintó Étretat de noche. Volvimos al día siguiente y aún lo solemos hacer.

“La encontré en la orilla del mar, en Étretat, hace aproximadamente doce años, poco después de la guerra, nada tan hermoso como esta playa, por la mañana, a la hora de los baños. Es pequeña, redondeada como una herradura, enmarcada por esos altos acantilados blancos atravesados por singulares agujeros que llaman puertas.” (Maupassant, Adieu, 1884)

Étretat, una playa de artistas

Como nos explica el personaje del cuento de Maupassant, la playa de Étretat es de una singular belleza, lo que hizo, además de su proximidad a París, que llamara la atención de un buen puñado de artistas; el corto paseo marítimo apabulla con las muestras artísticas que inspiraron tal entorno natural. Cada tramo recibe el nombre de algún artista. Pintores como Camille Corot, Gustave Coubert, Eugène Delacroix o Claude Monet; escritores como Guy de Maupassant, Gustave Flaubert, Victor Hugo o André Gide ¿Os los imagináis en bañador y albornoz? 

Rutas de senderismo

Para disfrutar de la belleza de los acantilados de la Costa de Alabastro lo mejor es recorrer los senderos que parten en ascenso desde la playa de Étretat a la cima del Acantilado Faliase d´Aval (en realidad es el final del camino GR21 que te lleva tras 15 kilómetros desde Fécamp al pueblo balneario de Étretat) ¿Qué ver en Étretat? Esta perspectiva es suficiente para disfrutar la blancura vertical que cae al mar y que contrasta con el verde de la hierva; comprendes la motivación que despertó a los impresionistas tal paisaje, en las formaciones naturales bautizadas como Faliase d´Aval, la Aiguille d´Etretat, el arco Manneporte con una apertura de 90 metros, se te va a detener un buen rato la vista, es la atracción estética que producen algunas naturalezas caprichosa. Más allá, en el otro extremo de la cobertura, como si se tratara de un anfiteatro o como una herradura que dijo Maupassant, la sublime vista del Acantilado de Amont, sobresaliendo la capilla neogótica Notre Dame des Flots en su altura, no como un añadido al paisaje natural, sino como clave para el efecto visual.

Una curiosidad de guante blanco

Si el paisaje de Étretat inspiró la famosa serie de pinturas de Monet; no podemos olvidar que el padre de los ladrones de guante blanco también nació aquí, nos referimos al popular y simpático Arsenio Lupin, que llegó a enfrentarse con otro personaje estrella de la época, bueno, más o menos, porque los derechos de autor le cambiaron levemente el nombre, Herlock Sholmes (Sherlock Holmes).

Alrededores de Étretat

Honfleur y su pequeño puerto bien valen una visita.

ARTÍCULOS SIMILARES

2 COMENTARIOS

Deja un Comentario