Esto no es un máster de periodismo de viajes

2 0

Tres claves para entender el periodismo de viajes

(Quizá te pueda interesar también la fotografía de viajes)
Nunca se sabe dónde vas a encontrar la inspiración, esa es la gracia del destino…
En una de mis búsquedas de libros viejos, ya sabéis, todo libro merece una segunda vida, me crucé con Manhattan Transfers, del autor John Dos Passos, integrante junto a otros como Fitzgerald, Hemingway, Faulkner o Steinbeck de la famosa Generación perdida.
John Dos Passos. Curioso nombre (o gracia fonética) para un escritor que no solía pasar más de seis meses en el mismo lugar; pero que sí tenía como residencia habitual entre viaje y viaje, Nueva York, a la que erigió esta novela… Bueno, a la ciudad en sí, a sus habitantes, al paso del tiempo y al fracaso, esa figura literaria tan de nuestro tiempo. Todo un collage urbano que replicaría más tarde Cela con La Colmena de Madrid.
prólogo subrayado

prólogo subrayado

Al volver con el ejemplar a casa, pude ver que había un prólogo de José Robles Pazos a la primera edición española de la novela, en 1930. Así describía al autor:

“John Dos Passos, de origen portugués, seis pies de talla, desgarbado, miope, hizo sus estudios en la Universidad de Harvard. A poco de graduarse fue por primera vez a España. Luego, cuando Estados Unidos entró en la guerra, sirvió en el frente hasta que se firmó el armisticio. Desde entonces no ha parado seis meses en el mismo sitio. Tan pronto está en México como en Teherán, o en Constantinopla […]”.

Con esta descripción ¿No apetece ya leerlo todo de él? Es el perfil del perfecto viajero… Algo sabrá, entonces, del periodismo de viajes ¿No?
En el prólogo de José Robles Pazos podemos encontrar una relación de cómo trabajaba John Dos Passos. Tres claves para entender qué es el periodismo de viajes:
  • Asimilar lo que te rodea

“Necesita vivir la vida que le rodea, amoldarse a las costumbres, aprender la lengua del país que visita. Es, en una palabra, todo lo contrario de un turista.”

  • Ser fiel a la realidad observada

“Como escritor se limita a transcribir lo que ve, lo que siente, lo que oye y lo que huele, sin tratar de hacer a la fuerza una obra transcendental.”

  • No involucrarse en los hechos

“Siempre ausente de su obra, deja a sus personajes en absoluta libertad y no se interpone nunca en su camino.”

¿Y vosotros qué opináis sobre este concepto de periodismo de viajes? ¿Añadiríais algo más o quitaríais algo?

ARTÍCULOS SIMILARES

0 0

0 0

2 COMENTARIOS

  1. Interesante reflexión. Aunque, en mi humilde opinión, creo que es complicado no dejarse llevar por lo que uno ve. A mí por lo menos me cuesta mucho, quizás por eso no soy periodista 😉 En todo lo demás estoy completamente de acuerdo. La verdad es que sí que es gracioso el nombre, rindiendo homenaje a lo que la persona nunca fue capaz 🙂

  2. Es difícil limitarse a escribir la realidad observada, siempre le ponemos algo de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestra idiosincrasia, y siendo miope aun se distorsiona más la realidad… 😉

Deja un Comentario