Paisajes del Delta del Ebro

10 0

Hay espacios que no pertenecen a un único lugar, son resultado de otros muchos. No es un acertijo, es la conclusión a la que llegas cuando ves que el Delta del Ebro se ha formado por sedimentos que llegan arrastrados por el río desde muy lejos, desde Los Pirineos, el Sistema Ibérico y la Cordillera Cantábrica, pasando por hasta siete comunidades autónomas.

Barracas del Delta del Ebro

Barracas del Delta del Ebro

Qué ver en el Delta del Ebro

El Delta del Ebro es una de las zonas húmedas más importantes de Europa occidental y uno de los espacios naturales más importantes de Cataluña, cambiante según la estación del año, pero siempre bello: Marismas, lagunas, dunas, espejismos y reflejos en la arena y la Cordillera Prelitoral  en el horizonte como contrapunto a la llanura del paisaje del Delta, que es Parque Natural desde el año 1983. Terres de L’Ebre tiene el sello «Reserva de la Biosfera» concedido por la UNESCO desde 2013. Motivo suficiente para hacer turismo en el Delta del Ebro.

Qué hacer y ver en el Delta del Ebro

  • La desembocadura del Ebro
Si es importante donde nace un río no lo es menos su desembocadura, todos los ríos van al mar, pero no todos lo hacen de igual forma. El Ebro, el río más caudaloso de España llega al Mediterráneo formando un delta.
La urbanización de Riumar es un buen punto para descubrir el Parque Natural del Delta del Ebro. Se llega a través de una carretera recta flanqueada por arrozales. Desde aquí parten numerosos cruceros fluviales con un recorrido de unos 45 minutos que te llevan hasta la desembocadura. Si los barcos que recorren de punta a punta el río son uno de los iconos del Delta, Ca la Nuri no se queda atrás; probablemente es el lugar más famoso de la zona donde disfrutar uno de los arroces tan típicos. Ha crecido en fama y lo que nació como un pequeño chiringuito en la ribera del río, hoy se ha convertido en un restaurante con capacidad para más de 200 personas. Concentra gran parte del turismo en el Delta del Ebro, aún así, su calidad no defrauda.
Turismo en el Delta del Ebro

Turismo en el Delta del Ebro

Crucero fluvial en Delta del Ebro

Crucero fluvial en Delta del Ebro

Al final del paseo marítimo de Riumar y dejando atrás su playa de dunas, se encuentra el camino de El Garxal, que a través de una pasarela de madera y dejando atrás un mirador desde el que contemplar la abundante fauna y flora, conduce hasta llegar al faro de El Garxal, rodeado de cañaverales y carrizales, las plantas más abundantes en el Delta. Un mirador se ha convertido en casa para algunos pájaros y rebosa de trinos según la época del año que sea. Quizá los miradores sean uno de los símbolos del turismo en el Delta del Ebro.
Naturaleza del Delta del Ebro

Naturaleza del Delta del Ebro

  • Los arrozales
El ciclo del arroz es el ciclo de la vida, de lo plantado a mano en un tú a tú con la tierra; de ahí su belleza. Extensiones infinitas de verdor que acaban rozando el horizonte. Sin duda, el arrozal es parte esencial de los paisajes del Delta del Ebro y núcleo actual de su economía. Actualmente, y bajo denominación de origen, el arroz es la principal explotación agrícola de la zona.
Hay que adentrarse por los caminos, al margen de las carreteras para comprender la naturaleza del cultivo. Su ciclo de plantación y recogida origina todo un ecosistema en el que todo tipo de aves están muy presentes junto a esos desagradables mosquitos que buscan el agua estancada. Atención, si eres de los que si hay un mosquito en la sala le acaba picando, lleva todo tipo de antídotos y repelentes.
Pasear en bicicleta por el Delta del Ebro

Pasear en bicicleta por el Delta del Ebro

Junto a los arrozales se encuentran algunos almacenes y eras que aún se utilizan durante la recogida del arroz y que constituyen memoria arquitectónica de la actividad agrícola, al igual que las cooperativas de agricultores. En Camarles puedes visitar una que hoy se encuentra en desuso y que es toda una experiencia por libre de arqueología arquitectónica de la industria del arroz.
Paisajes del Delta del Ebro

Paisajes del Delta del Ebro

El ciclo final lleva el arroz a la mesa, donde puedes disfrutarlo plenamente. La gastronomía del Delta del Ebro lo presenta de muy diversas formas: Caldereta, arroz meloso, arroz de la ribera, en fogón o a la brasa.
  • Puestas de sol
Un lugar como el Delta tan llano y frecuentado siempre por un viento constante que limpia la atmósfera, ha de ser por fuerza paraje perfecto para los crepúsculos del atardecer: el espectáculo sublime de la naturaleza.
La localización del Delta del Ebro y su topografía hace que cualquier lugar sea óptimo para contemplar una puesta de sol de película, complemento ideal para los paisajes del Delta del Ero. Pero quizá, si uno busca el mejor lugar de todos debe ir a la Playa del Trabucador. Cerca de Poble Nou del Delta se encuentra una larga lengua de arena fina, la Barra del Trabucador, que es cordón umbilical de la Punta de la Banya. Quizá la única playa del país con dos orillas, a un lado el Mediterráneo en forma de olas, al otro, un plácido mar estancado donde pescar metros adentro con el agua por las rodillas. Este paraje es perfecto para ver como la atmósfera se tiñe primero de dorado en una belleza inmaterial que parece flotar al alcance de la mano, para poco a poco enriquecerse en contrastes de una amplia gama de colores salmón naranja, y, cuando el Sol ya solo es un punto débil en el horizonte,  finalmente, todo un cromatismo violeta que se van fundiendo hasta la aparición sorprendente de la noche.
Puesta de sol en Delta del Ebro

Puesta de sol en Delta del Ebro

puesta de sol en el trabucaira

Pescando en el Trabucaira del Delta

  • Avistar aves
El Delta del Ebro es la meca de los ornitólogos, que son aquellas personas amantes de las aves, que las saben identificar, posiblemente, por su vuelo, su color o por su pico o cualquier otro elemento singular, de entre todas las especies que visitan, pasan, descansan en el Parque Natural. Entre 50.000 y 100.000 ejemplares diferentes de aves se pueden observar. Nada menos que el 60% de todas las especies de Europa ¡Cómo para andar todo el día pegado a unos prismáticos o con un teleobjetivo camuflado!
 Ornitología en el Parque Natural del Ebro


Ornitología en el Parque Natural del Ebro


El Parque Natural del Delta del Ebro tiene multitud de miradores
presentes para ofrecer tanta riqueza biológica: En la Laguna de les Olles, el Mirador del Garxal, en la Punta de la Banya… Todos ellos perfectamente acondicionados y la mayoría, sorprendente por tratarse de lugares no urbanizados, adaptados a personas con movilidad reducida.
  • Montar en bicicleta
Si lo tuyo es darle a los pedales, El Delta del Ebro es perfecto para hacer excursiones; eso sí, todo bien plano y sin puertos de montaña; pero a cambio, el máximo placer de estar a la misma altura, montado en el sillín, que el horizonte que se desarrolla a lo lejos.
Bicicleta de pescador en el Delta del Ebro

Bicicleta de pescador en el Delta del Ebro

Puedes alquilar bicicletas en el blanquísimo Poble Nou del Delta, desde el que parte un carril de bicis cuyo itinerario bordea la Bassa de l’Encanyissada, a través de arrozales y encañizadas, dejando atrás las típicas barracas de los agricultores, con sus paredes encaladas y los tejados de cañizo a dos aguas. Como contraste a esta arquitectura local, sencilla y básicamente útil, se encuentra La Casa de Fusta, una construcción peculiar totalmente desmontable de origen canadiense, que fue sede de una sociedad de caza que fundaron tres senyors de Barcelona en 1926.

ARTÍCULOS SIMILARES

10 COMENTARIOS

  1. Mmmm, apetece bajar al delta tras leer el articulo. Casi se puede sentir la brisa acariciandome con las palabras del articulo. Fantastico

  2. Qué pena haberme perdido el TBM. cada vez que leo estos posts me da una envidia… Justo el Delta del Ebro es uno de los lugares que más ganas les tengo en España. El marco es incomparable. A ver cuándo hay ocasión…
    Un saludo, chicos!!

    • Hola Eva!
      Estuvimos en el Delta de l’Ebre el fin de semana de San Juan! Teníamos ganas de conocerlo y disfrutarlo pausadamente, por eso volvimos, para explorar e ir a nuestro ritmo. Te encantaría, sobre todo la puesta de sol, realmente fue increíble. Muchas gracias por el comentario y animaros a hacer una escapada!

    • ¡Hola Ruben!No visitamos el Delta durante el TBM, fuimos por libre… Si te sirve de consuelo, dicen que al Delta hay que ir cuatro veces al año, una por temporada, para ver cómo varía su paisaje ¡Ánimo! Ten quedan tres oportunidades más ¡Gracias por dejar tu comentario!

  3. Precioso el Delta del Esbro y las fotos de atardecer que has puesto en el post. Un trabajo estupendo, nos dan ganas de volver otra vez, estuvimos hace 10 años y nos gustó mucho.
    Felicidades por las fotos, son preciosas. Un saludo

Deja un Comentario