Florencia (II)

4 0

Qué visitar aparte de La Plaza del Duomo

Solemos reducir las ciudades a un icono, un monumento, una figura, una estatua, una calle. Las reducimos a una imagen de postal. Pero generalmente, las ciudades son mucho más, claro, si no, no serían ciudades… Esto le suele ocurrir a Florencia. Es decir Florencia y casi todos visualizan el conjunto arquitectónico de la Plaza del Duomo.
Cierto que su valor artístico, la belleza que desprende el campanario de Giotto, la Catedral o el Baptisterio de San Juan, lo merece. Pero Florencia es mucho más. Y si vas a visitar la ciudad, por muy pocas horas que estés, en el transcurso de cualquier crucero que haga escala en Livorno, por ejemplo, hay que ver algo más del maravilloso y renacentista Centro Histórico. Así que mejor búscate un alojamiento en GowithOh  para disfrutar como se merece.
La Piazza della Signoria
La animada plaza central de Florencia ha visto pasar los siglos sin inmutarse, sin castigarse por el tiempo pasado, fijada en el urbanismo de la ciudad como si se tratara de una pintura de Bernardo Bellotto. Sigue en la misma esquina el corpulento Palacio Vecchio, musculoso, medieval, orgulloso de sus 95 metrosde la Torre di Arnolfo. Un edificio digno del gobierno de la ciudad y que aún hoy sigue ofreciendo alojamiento al ayuntamiento. Sigue la Logia de la Señoría,museo breve, al aire libre, digno escaparate para algunas de las obras de los Médicis. Y siguen las estatuas jugando con los turistas.

La Piazza della Repubblica
La literaria y juguetona plaza es una de las más importantes de Florencia. De forma rectangular y construida sobre el antiguo ghetto judío alberga uno de los cafés artísticos más importantes de Italia: el Giubbe Rosse, lugar de encuentro de Marinetti y otros futuristas, rupturistas afanosos de belleza veloz, al fin, hijos de la tradición por mucho que lo quisieran ocultar.
Las Galerías
¿Cómo competir en arte? Como si de un derbi futbolero se tratara, Florencia alberga el primer museo de italia, la Galeria de los Uffizi, y también otro básico del renacimiento, la Galería de la Academia. Y si la primera, siguiendo el símil futbolístico, alinea a su pichichi, La Primavera de Botticelli, la segunda juega con todo un Balón de oro, el David de Miguel Ángel. Que firmen pues, por el bien de todos, un merecido empate.
Ponte Vecchio
El puente de piedra más antiguo de Europa y el más comercial. Más que un puente es una belleza, una piñata comercial histórica y dicen las malas lenguas que la palabra “bancarrota” nació allí. Un placer pasarlo de una punta a otra y después volver, sortear a los turistas, las bicicletas, los puestos de postales y recuerdos. Todo un hervidero chispeante de animación. 

También te pueden interesar:

ARTÍCULOS SIMILARES

4 COMENTARIOS

Deja un Comentario