Nápoles y Roma: impresiones de dos ciudades

Seguimos de crucero; pero hay tiempo para unas primeras reflexiones.
Roma es aristócrata: teatral, ególatra, ensimismada. No hay ningún rincón que no sea ideal para filmarlo. Por ello mismo, no hay rincón que no participe del turismo.

En cambio, Nápoles es rotunda: callejera, bárbara, popular. Sus fachadas tienen una ligera pátina de decadencia portuaria, de amante despechada una y otra vez, que atrajo tanto a aquellos literatos románticos.

No olvidéis seguirnos la andanzas del blog en el crucero por Twitter o Facebook!!!

ARTÍCULOS SIMILARES

0 0

3 COMENTARIOS

Deja un Comentario